Cielos

Conjuga la más absoluta libertad, representada por la imagen de un cielo en diferentes situaciones (de lluvia, de atardecer, de montaña, de verano o cielo anhelado) enmarcado, limitado por una estructura que representa nuestra propia limitación subjetiva a lo ideal. Esta limitación es aparentemente libre, pero con la libertad que cada uno objetivamos. Así, la limitación plástica tiene distintas formas y densidades y está realizada con materiales ajenos (papel, arena, barro…); nuestra subjetividad también está llena de distintas densidades y formas, todas ellas elaboradas a partir de nuestra propia experiencia y desarrollo vital. Pero, aun así, la realidad no es lo que percibimos. Toda realidad tiene mil formas diferentes y por esa razón había que romperla, y lo realicé añadiendo distintas líneas, verticales y horizontales, que consiguieran en el espectador un estado de ruptura de la realidad.